• Lograr la recuperación del paciente

    A partir del diagnóstico del grado de dependencia del paciente y de su estado de salud los objetivos del tratamiento son:

    - Integrar al paciente en el desarrollo del tratamiento, realizando actividades eficaces para que éste comprenda su enfermedad y logre llevar una vida plena sin necesidad del consumo de sustancias.

    - Lograr una reinserción completa y satisfactoria del paciente en su entorno social, familiar y profesional.

    - Conseguir que familiares y parejas comprendan la enfermedad y participen en el proceso de recuperación, llevándoles a conciliar de nuevo un entorno natural y positivo con el paciente.

    Una vez completado el tratamiento, el paciente ha aprendido a llevar una vida sin consumo y es capaz de desarrollarse en su entorno social y familiar de una forma mucho más gratificante.

La adicción no es un vicio, es una enfermedad

—  Dr. Nestor Szerman

Presidente de la Sociedad Española de Patología Dual